Los 9 Síntomas de la Diabetes: Test para saber si eres diabético

La diabetes es una enfermedad crónica producida por niveles elevados de glucosa en la sangre, si ésta no se controla, puede desencadenar complicaciones muy severas.

Quien padece de diabetes no lo sabe con exactitud hasta que acude al médico y éste  la detecta, sin embargo, es preciso conocer los antecedentes familiares pues, aunque no es hereditaria, en caso de la diabetes tipo I, la predisposición de padecerla es mayor.

Es por ello que, la reducción del consumo de dulces, gaseosas, comida chatarra, etc., será favorable para prevenir su aparición.

A lo largo de este artículo, mencionaremos cuales son las señales que debes tomar en cuenta para saber si tienes diabetes y todo lo referente a su padecimiento.

¿Cómo saber si tengo diabetes?

En primer lugar debes estar informado sobre esta enfermedad, así sabrás cómo actuar y qué hacer en caso de presentarla. Por lo general, esta enfermedad se evidencia en personas de 40 años en adelante, pero actualmente debido a los altos índices de obesidad, se está detectando en edades tempranas, desde los 12 años para ser más exactos.

Pero, aun cuando es el médico quién dirá a través de una serie de exámenes si se padece de diabetes o no, te indicamos unas pistas que indican que sí.

Los síntomas que persisten son los siguientes.

 

9 Síntomas para saber si soy diabético o prediabético

 

  • Vas con frecuencia al baño: La ganas incesantes de orinar son más recurrentes, sobre todo por las noches. La persona notará que la periodicidad de las micciones cada día aumentan sin necesidad de estar ingiriendo mucho líquido. Ante este síntoma hay que prestar gran atención ya que puede también puede desencadenar infecciones urinarias. En los niños esta señal es conocida como “fenómeno de la cama mojada”.
  • Presentas sed excesiva: Otra de las señales de diabetes, son las ganas profusas de beber mucha agua. La persona sentirá con más frecuencia la garganta y la boca seca, lo que llevará a aumentar la ingesta de líquido, esto también ocurre como consecuencia de la perdida de líquido a través de la orina. Lo recomendable para calmar la sed es que lo hagas con agua o bien con bebidas naturales, evita la ingesta de refrescos o té artificiales.
  • Pérdida de peso: La pérdida de peso es evidente, incluso si no estás cumpliendo con un régimen dietético. La persona notará que pierde al menos dos kilos por semana, esto lo puede sufrir tanto niños como adultos.
  • Te sentirás más agotado: Otras de las claras señales de padecer diabetes es el agotamiento general. No importa que tanto duerma o descanse la persona, siempre se sentirá agotado, ante esta señal es muy probable la presencia de la diabetes tipo II.
  • Adormecimiento de las extremidades: Otra de las pistas que te pueden llevar a detectar la diabetes es el adormecimiento de las manos piernas y pies, la sensación de hormigueo será constante y algo molesta. Aun cuando esta señal no está estrechamente ligada con la sangre, debes prestar especial atención.
  • Tendrás dificultad visual: Un claro ejemplo de la presencia de diabetes son los cambios que se presentan en la visión, aunque estés usando lentes correctivos, ésta se tornará con mucha dificultad. Es importante tratar este padecimiento de inmediato, si al presentar diabetes no cuidas tu vista, se puede complicar y causar ceguera.
  • Heridas que no cicatrizan: Por más pequeña que sea una herida, ésta tardará en cicatrizar o simplemente permanecerá abierta siendo un foco potencial de infecciones. Esto ocurre ya que el proceso de vascularización no se está realizando de la manera adecuada de manera que las heridas tardan en cicatrizar.
  • Cambios de humor: La irritabilidad y el cambio de humor son frecuentes en las personas con diabetes. Es muy habitual que los cambios bruscos en el estado de ánimo se presenten con más regularidad, lo que desencadena en otros padecimientos como las úlceras estomacales y secuenciales ganas de vomitar.
  • Infecciones de las encías: Si algo se ve más afectado con la diabetes, son las mucosas. Las zonas blandas de la boca están más propensas a recibir cualquier tipo de infección, sobre todo si no se mantiene una buena higiene.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta